Durante la década de los noventa, la Unión Europea estableció, en un extenso desarrollo de la legislación alimentaria, los principios que constituyen la base común para la producción y comercialización según normas higiénicas de todos los alimentos, esto es, las normas y procedimientos por lo que respecta a las responsabilidades de los fabricantes y de las autoridades competentes, los requisitos estructurales, operativos e higiénicos para los establecimientos, los procedimientos para la autorización de establecimientos, los requisitos para el almacenamiento y el transporte y el marcado sanitario.

En un ejercicio de consolidación, actualización y simplificación, el Consejo y el Parlamento europeo han adoptado un conjunto de Reglamentos y Directivas que reestructuran y actualizan las normas de higiene de todos los productos alimenticios, incluidos los productos de origen animal, y explícitamente derogan toda la legislación europea que las establecía con anterioridad.

En cuanto a los pavimentos industriales de alimentación, podemos destacar la siguiente información detallada en la normativa de los suelos industriales sector alimenticio.

 

Reglamento 852/2004, 853/2004 y 854/2004

En este reglamento se determinan todas las condiciones que deben tener los suelos industriales del sector alimentario para mantener la higiene de los productos alimenticios.

El Segundo Capítulo de su Anexo II se refiere específicamente a los pavimentos de las industrias alimenticias y es el que determina sus requisitos.

En él se establece que, en general, las salas donde se tratan, preparan y transforman los productos alimenticios deben permitir que se lleven a cabo unas correctas prácticas de higiene alimentaria que eviten, en cualquier caso, la contaminación de los productos.

Al especificar un poco más encontramos que los materiales con los que se construyan los pavimentos industriales sector alimenticio deben ser completamente impermeables, fácilmente lavables, no absorbentes y, por supuesto, incapaces de intoxicar los productos que se trabajan.

Con estas características, el suelo debe ser capaz de mantenerse siempre en buen estado, limpio y desinfectado cuando proceda y, a su vez, debe permitir el desagüe adecuado, considerándose normal que la manipulación de algunos alimentos provocará su vertido sobre superficies cercanas. De esta manera se atenderá adecuadamente al código técnico de la edificación cuando indica que el riesgo previsible de inadecuada humedad y agua debe limitarse al máximo.

Norma UNE-ENV 12633:2003

En cuanto al acabado de este tipo de suelo industrial, esta norma destaca un punto importante, la resbaladicidad, que se determina según una clasificación que se aplica a las zonas del pavimento que presenten unas u otras características.

¿Está el suelo industrial de tu industria adaptada a la normativa? Nuestro equipo de expertos de Innova Revestimientos puede realizar una valoración del estado del suelo industrial sin compromiso. ¡Contacta con nosotros!

 

Fuente: http://www.aecosan.msssi.gob.es

Artículos relacionados

Pavimento industrial en nave Puzol, Valencia

Pavimento industrial en Nave industrial Tiba (Madrid)

Pavimento industrial nave Equinsa, Madrid

Pavimento industrial nave CTM Transfrío (Madrid)

Pavimento en Nave Industrial Aceitunas Guerra

Pavimento resinas de metacrilato en gasolineras Repsol

Comentarios

Responder comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *